miércoles, 27 de agosto de 2014

Cuento sobre la familia: ¿Cuándo mamá se volvió tan aburrida?

­­
En una tarde de domingo en casa de Juanita:

—¡Recordar es vivir! —dice la madre de Juanita.

—Sí —responde la tía—. ¡Qué buenos tiempos aquellos!

Y así duraron varios minutos recordando las travesuras y aventuras que vivieron siendo niñas.

Recordaban cuando creaban castillos imaginarios en el jardín y ellas eran unas princesas. También cuando realizaban concursos de canciones o inventaban historias para la televisión. Otras veces, eran grandes diseñadoras que fabricaban lindos vestidos para las muñecas y hacían desfiles de moda. 

Durante las vacaciones en el campo, se convertían en expertas exploradoras, subiéndose a los árboles, nadando en el río, admirando cada planta o diminuto insecto del camino.

Y así memoraron las pequeñas historias que vivieron siendo niñas y que llenaron sus años de infancia de aventuras y diversión. En aquella época no existía el miedo en ellas y todo era posible.

Después de escucharlas con atención, y viajar con la imaginación al pasado de la familia, Juanita preguntó:

­—Mamá, ¿cuándo te volviste tan aburrida?

La mamá, no supo que responder, la sorprendió bastante la forma como su hija la veía “aburrida”. Fue una pregunta que la hizo pensar mucho, tratando de recordar el momento cuando la vida se volvió tan seria. 

—No lo sé—respondió la madre—.Pero no pierdas nunca el corazón de niña, no dejes de divertirte...¡Toda la vida puede ser una gran aventura!...¡Puedes elegir la vida que tú quieras!

©Liliana Mora León

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!